Aloe Vera

Mostrando todos los resultados (10)

Mostrando todos los resultados (10)

Aunque existen multitud de diversidades de aloe, sin duda es el Aloe Vera la variedad más utilizada en los tratamientos cosméticos, debido a su infinidad de propiedades beneficiosas para la piel.

Este elemento de origen vegetal, está formado por numerosos elementos antioxidantes (sobre todo beta carotenos y vitamina C y E). Éstos activos naturales ayudan a mejorar la hidratación de la piel, y por tanto, su firmeza y luminosidad. El aporte nutritivo que genera en la piel, evita la aparición de arrugas prematuras y rellena las líneas de expresión ya existentes. Son los mucílagos y las grasas insaturadas, los elementos que hacen del Aloe vera una sustancia tan hidratante que penetra y llega hasta las capas más profundas de la dermis.

Otra de sus propiedades, es que actúa penetrando en las tres capas de la piel (epidermis, dermis e hipodermis), destruyendo desde el interior las bacterias y eliminando las cápsulas de grasa que rellenan los poros. De este modo, es un ingrediente antiséptico y antibacteriano, que ayuda a la cicatrización de pequeñas heridas o marcas de acné.

Al mismo tiempo, sus nutrientes naturales, vitaminas, aminoácidos y enzimas; favorecen la regeneración celular. Gracias a su efecto regenerante, es el perfecto aliado contra las estrías, pues reduce su visibilidad y aplicándolo de forma constante, llega incluso a eliminar por completo las pequeñas estrías de reciente aparición.

En cuanto a sus propiedades astringentes, actúa contrayendo los poros de la piel otorgando un aspecto más uniforme a la textura de la piel. Por este motivo, es un ingrediente perfecto para usar bajo la base de maquillaje, ya que le dará a nuestra piel un acabado sedoso y aterciopelado, reduciendo el tamaño de los poros abiertos.

Por último, hay que destacar que el Aloe vera es también un filtro solar contra los rayos ultravioleta nocivos para la piel, y además, elimina las manchas que aparecen causadas por la intensa exposición solar.