Aceite de Rosa Mosqueta

Mostrando todos los resultados (6)

Mostrando todos los resultados (6)

El aceite de rosa mosqueta es un ingrediente vegetal que está revolucionando el mundo de la medicina natural y la cosmética, gracias a sus importantes propiedades regenerantes. Es un componente recomendado para personas de cualquier edad y de cualquier tipo de piel, pues gracias a sus atributos produce una gran diversidad de efectos positivos en la piel.

Es un aceite de origen vegetal, que se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas. Es una planta originaria de Europa, que también está presente en la zona sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina.

Compuesta por diferentes ácidos grasos esenciales, como el Omega 6, Omega 3 y Linoleico, y antioxidantes y vitaminas, como la vitamina A, C y E; hacen de la Rosa mosqueta un ingrediente imprescindible en cualquier tratamiento cosmético.

Entre sus múltiples beneficios para la piel, este elemento es conocido por su gran capacidad para aportar hidratación, apoyada a su vez por su acción potenciadora de ceramidas. Gracias a esta doble acción, consigue no sólo que nuestra piel luzca nutrida, luminosa y con volumen; sino que además, logra reducir la pérdida de agua de la epidermis.

Esta sustancia vegetal elabora por sí misma melanina, por lo que ayuda a prevenir la aparición de manchas en la piel, problemas cutáneos causados por el fotoenvejecimiento o la exposición solar, y problemas dermatológicos como el acné.

Contiene células productoras de colágeno, ácido hialurónico y elastina; componentes que ayudan a mantener la elasticidad y firmeza de nuestra piel.

Pero es su capacidad regeneradora la que hace de la Rosa mosqueta, un ingrediente muy valorado en el mundo de la cosmética. Gracias a esta cualidad, nutre y regera la piel y atenúa visiblemente las cicatrices y marcas.

Retrasa además los signos del envejecimiento, actuando de forma más intensa en las zonas donde las arrugas de expresión son más evidentes.

También es un ingrediente muy utilizado para sanar pieles que han sufrido quemaduras y para evitar la aparición y eliminación de las estrías.